in

Recambia calderas a leña por moderno sistema a gas en cuatro hospitales de Los Ríos

El proyecto impulsado por el Ministerio de Salud contempló la renovación de los equipos en los hospitales de Los Lagos, Mariquina, Paillaco y Río Bueno.

Valdivia, mayo 2020.- El recambio de las antiguas calderas de leña por un moderno sistema de gas licuado de petróleo (GLP) ejecutó el Servicio de Salud Valdivia (SSV) en los hospitales de Los Lagos, San José de la Mariquina, Paillaco y Río Bueno.

La iniciativa del Ministerio de Salud comenzó en la región en el año 2019, y fue liderado por la Unidad de Mantenimiento e Infraestructura del Subdepartamento de Recursos Físicos del SSV, teniendo por objetivo normalizar las instalaciones de calefacción con sistemas más eficientes de energía, asegurando la mantención y el suministro de combustible hasta el año 2026 en los establecimientos beneficiados. Para ello, se suscribió un contrato adjudicado mediante licitación pública a la empresa nacional Abastible S.A, por un monto de 733 millones 898 mil 774 pesos.

Según explicó el director del SSV, Víctor Hugo Jaramillo, este recambio “consistió principalmente en la renovación, instalación y posterior puesta en marcha de las calderas, debido a la necesidad de mejora ante el deterioro que tenía la caldera del Hospital Santa Elisa de Mariquina, a lo que se incorporó el cambio de las redes de calefacción y radiadores en los establecimientos de Los Lagos y Paillaco, que tenían su vida útil vencida”. 

En ese sentido, el titular del SSV añadió que actualmente las nuevas calderas a gas “se encuentran instaladas en los cuatros hospitales y tres de ellos ya obtuvieron sus respectivas certificaciones para uso; sólo queda por certificar la instalación de cañerías de la caldera de Río Bueno y algunas otras obras menores que se están ejecutando en este momento, por lo que podríamos tener todo este proyecto operativo ojalá antes de que termine el primer semestre”.

El recambio de las calderas en los cuatro establecimientos representa 98% más de eficiencia y menor mantención. Además, conlleva múltiples ventajas para los recintos asistenciales, tales como brindar mayor seguridad para funcionarios y pacientes, aparte de más eficiencia energética, y un menor aporte de partículas contaminantes en el aíre. Esto ya que, según estudios realizados por el Ministerio de Medio Ambiente, una caldera a leña puede llegar a contaminar hasta seis mil 600 veces más que un sistema de calefacción basado en combustibles limpios.

Piden a SEC pronunciarse por alzas en cuentas de energía eléctrica en Los Ríos

Se requiere reducir 60% la movilidad para disminuir casos de COVID-19 en RM