in

Chile se convierte en el primer país de la OCDE en superar las 200 dosis administradas por cada cien habitantes

«Después de casi once meses de proceso se ha requerido un arduo trabajo de miles de personas. Chile se convierte en el primer país de la OCDE en superar las 200 dosis de vacunas contra el COVID-19 administradas cada 100 habitantes», afirmó durante el balance diario de la pandemia el ministro de Salud, Enrique Paris.

La autoridad detalló que, de acuerdo a la información recopilada por la plataforma Our World in Data, en Chile se han administrado 203,18 dosis por cada cien habilitantes.

«Esto significa que la mayoría de la población chilena ya ha recibido por lo menos dos dosis de vacunas», aseguró el secretario de Estado, quien además destacó que esto nos ubica por sobre países como Israel, Reino Unido, España e Italia. «Es y ha sido un enorme desafío en Salud Pública, y quizás uno de los más grandes desafíos de los últimos tiempos, gracias a que los miles de funcionarios de atención primaria, el Programa Nacional de Inmunizaciones, los municipios, las seremis de Salud, los servicios de Salud, la red laboratorios, el Ministerio de Salud y el Gobierno de Chile, han trabajo mancomunadamente y han logrado esta exitosa campaña de vacunación”, agregó el Ministro.

Respecto de la situación de la pandemia, “la variación de nuevos casos confirmados es de 16% a siete días y un 29% en la comparación a catorce días», informó el ministro Paris.

A nivel nacional, solo una región disminuye sus casos en los últimos siete días y ninguna lo hace en los últimos catorce días. Actualmente, 11 regiones del país presentan una positividad menor o igual a 3%.

La autoridad resaltó que las regiones de Los Ríos, Los Lagos, Atacama y Aysén, presentan el mayor aumento de casos.

En tanto, Aysén presenta la tasa de incidencia más alta por cada 100 mil habitantes, seguida por Los Ríos, Atacama y Biobío. La tasa nacional es de 77 casos por cada 100 mil habitantes.

Cambios en Plan Fronteras Protegidas

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, informó los cambios que, a partir del 1 de diciembre comenzarán a regir en el Plan Fronteras Protegidas.

La autoridad hizo un llamado a la responsabilidad individual y sostuvo que a un año ocho meses conviviendo con el virus “ya sabemos cómo debemos usar la mascarilla, la importancia de las reuniones sociales que deben ser preferentemente al aire libre con distanciamiento físico, la necesidad de testearnos preventivamente y, sobre todo, vacunarnos. Todas estas conductas las debemos tener siempre, en toda época del año y en cualquier parte del mundo», enfatizó Daza.

A partir del 1 de diciembre, cualquier chileno o extranjero residente en Chile, independiente de su edad, estado de vacunación o necesidad de viajar, podrá salir del país sin ningún tipo de restricción.

La subsecretaria Daza explicó que «se eliminan las restricciones de salida, pero se mantendrán las exigencias de entrada al país por los pasos fronterizos habilitados. Es de suma importancia que, de forma preventiva, aunque no haya exigencia en su país de destino, las personas se testeen antes de salir de Chile para evitar enfermar en otro país».

Actualmente, los aeropuertos de Santiago, Iquique, Antofagasta y Punta Arenas se encuentran habilitados para entrar al país. A partir del 1 de diciembre se ampliarán los pasos fronterizos y se habilitarán las siguientes ingresos terrestres: Chacalluta, en la Región de Arica y Parinacota; Colchane, en Tarapacá; y, Pino Hachado, en La Araucanía.

Respecto a los ingresos, a partir del 1 de diciembre podrán acceder al país a través de estos siete pasos fronterizos todos los chilenos y extranjeros residentes, los extranjeros no residentes con sus vacunas validadas previamente por el Ministerio de Salud, los extranjeros no residentes que cumplan con algún requisito excepcional del Decreto 102 del Ministerio del Interior, y todos los niñas y niñas menores de 6 años, sin importar su nacionalidad o estado de vacunación.

Todas las personas desde los 2 años de edad, independiente de su nacionalidad, deberán tener un examen PCR con resultado negativo realizado en el país de origen hasta 72 horas previas al ingreso a Chile, y además deberán completar la declaración jurada.

Adicionalmente, los extranjeros no residentes deberán tener un seguro médico desde 30 mil dólares que cubra enfermedades asociadas a COVID-19 y su trámite de validación de vacunas aprobado por el Ministerio de Salud de Chile.

La autoridad informó que «se eximirá al ingresar al país del examen de PCR o antígeno, según el paso por donde se ingrese, a todos aquellos extranjeros no residentes, como chilenos y extranjeros residentes, que tengan una dosis de refuerzo aplicada en los últimos 6 meses previo al viaje, que esté registrada y validada en su Pase de Movilidad. Es decir que las personas con dosis de refuerzo no tendrán que hacer aislamiento ni un test diagnóstico luego de entrar al país».

En tanto, aquellas personas que tengan pase de movilidad, pero que no tengan su dosis de refuerzo en los últimos 6 meses, deberán testearse en el punto de ingreso y realizar un aislamiento hasta su resultado negativo. «El costo de este examen lo deberá cancelar el pasajero en el punto de entrada», agregó la autoridad.

Mientras que aquellas personas que no tengan sus vacunas validadas, independiente de su nacionalidad, además del examen de diagnóstico al ingreso al país deberán realizar una cuarentena de 5 días, independiente de si el resultado del examen es negativo.

La subsecretaria Daza precisó que en el caso de los niños y niñas menores de 6 años «si su grupo familiar con quien viaja tiene validado el esquema de vacunación, ya sea con o sin la dosis de refuerzo, el niño menor de 6 años deberá hacer solo su aislamiento hasta el resultado negativo de su examen al ingreso del país».

«Estas medidas son una forma de incentivar la vacunación, pero también de resguardar a la ciudadanía para que la mayoría de las personas que circulan en el país estén bien protegidas», remarcó la autoridad.

En tanto, el ministro de Economía, Lucas Palacios, anunció que «a partir del 1 de diciembre, quienes ingresen a Chile por el aeropuerto y deban tomar un vuelo de conexión para trasladarse a otra ciudad, ya no deberán esperar el resultado del examen PCR tomado en el aeropuerto para efectuar la conexión, sino que podrán esperarlo en la dirección de destino que hayan informado en la declaración jurada”.

El titular de Economía agregó que a partir del 1 de enero se habilitarán los pasos fronterizos terrestres de Los Libertadores, Cardenal Samoré y Río Don Guillermo.

 

97 nuevos casos de Covid-19 en Los Ríos

Mesa del Senado solicita al Gobierno prorrogar decreto que extiende vigencia de Cédulas de Identidad vencidas